miércoles, 4 de junio de 2008

Sana, sana, culito de rana; si no sana hoy, sanará mañana. Garantizado

No puedo más que agradecer, profunda y sinceramente, la publicidad que, ignorando el cajón habilitado en la zona exterior del portal de mi edificio, cuelan dentro de mi buzón en un acto de pícara rebeldía contra las normas acordadas por la comunidad de vecinos. Son un regalo y es mi deber y mi obligación agradecer los presentes.

Y ya van dos. Dos avisos de salvación y auxilio contra los peligros a los que todos nosotros, simples mortales, nos vemos expuestos a diario. Estoy emocionada.

El pasado mes de febrero mi vida adquirió nuevas esperanzas y gran alivio al saber de la existencia del alfa y el omega de los solucionadores de problemas. Por fin alguien escuchaba mis plegarias y me ofrecía, a un módico precio, su ayuda en lo que fuera menester. Sí, lo que fuera menester, porque todo tenía solución gracias a un secreto asombroso.

Pero hoy, queridísimos y queridísimas amigos y amigas, el cielo se ha abierto y el Profesor Sana ha hecho aparición en nuestra miserable existencia para confortarnos aún más si cabe que el Maestro Alfa. Porque, señoras y señores, el Profesor Sana, sana todos los males: con un don hereditario, además del asombroso secreto que ya tenía el anterior; con el añadido que, si los problemas le cogen fuera de casa, también los soluciona con su ¡gran poder a distancia! Y por si fuera poco, esto es lo más excitante, nos expone su metodología, descubriéndonos de este modo su secreto, que nunca jamás volverá a ser un secreto. Dicha metodología es: la utilización de ¡todo tipo de Artes Ocultas! ¿No les parece sumamente acertado? Porque, hablemos claro, hay que ser discretos y no ir escampando a diestro y siniestro quién, cómo, cuándo y desde dónde nos curamos las miserias, ¿o no?

Pues sí amigos y amigas, por fin es posible. ¡Desintegremos a los demonios del Infierno! ¡Pongamos bajo nuestras patas y pezuñas a cualquier hijo o hija de vecino! ¡Consigamos fidelidad y sumisión a voluntad!, aunque a nuestra pareja le resulte incómodo. Y recuerden, todo quedará solucionado en dos días, garantizado.

2 comentarios:

Amparo dijo...

PUES ME ACABAS DE JODER!!!!! ES BUENO CREERLO AUNQUE SEA POR UN INSTANTE, PERO HE DESCUBIERTO QUE ES MENTIRA. EN ESTE PRECISO MOMENTO, MI SUPERLAVADORA NO HACE MÁS QUE EMITIR UN INCOMODO PITIDO QUE ANUNCIA QUE TERMINARON "SUS DEBERES" E INSISTE EN QUE VAYA, ABRA LA PUERTA Y SAQUE DE UNA VEZ

gemma peris dijo...

Querida Amparo:

No desesperes y recuerda que tienes dos días de margen para percibir el milagro. Aunque, tal vez... ¿Cual es la nacionalidad de tu súper lavadora? ¿Has probado a someterla en inglés?

Un abrazo

gp